COBRANZA JUDICIAL

La firma cuenta con la capacidad técnico-jurídica y es experta en la gestión acerca de cobranza pre-judicial y judicial. (Cheques, pagarés, facturas, contratos, etc.) Pues contamos con los siguientes servicios profesionales:

  • Recuperación de cartera vencida mediante juicios ordinarios o ejecutivos mercantiles t/o civiles seguidos ante los Juzgados de Jurisdicción Concurrente en el Estado de Nuevo León y otros estados.
  • Establecer convenios judiciales y extrajudiciales de pago.
  • Alto grado de Negociación.
  • Seguimiento de juicios y ejecución de sentencias mercantiles.
  • Embargos y remates Mercantiles.
  • Adjudicaciones legales por concepto de sentencias.
  • Entre otros.

Cobranza Pre-Judicial:
Son las gestiones realizadas por la firma como prestadora de servicio de los bancos, instituciones, empresas, tiendas y otras, las cuales consisten con el atraso de una o más cuentas de un crédito. A través de FIRMA JURÍDICA Y FISCAL S.C. el acreedor consigue persuadir al deudor para que cumpla con sus obligaciones.

Tales acciones tienen por objeto conminar a que el deudor cumpla con sus obligaciones crediticias, y se esta forma evitar iniciar un juicio de cobranza. Acciones las cuales siempre son cargadas al deudor dentro del monto del crédito adeudado, bajo la figura de “gastos de cobranza”.

Cobranza Judicial:
Es la cobranza realizada por la Firma, cuando el deudor se resiste o no desea cumplir con sus obligaciones crediticias. Es decir, ha incumplido su compromiso de rembolsar a su acreedor el monto del crédito otorgado; o el saldo en cuentas, más sus intereses. Ante ello, el acreedor procede a protestar los pagarés, letras, cheques, u otros documentos que actuaban como garantía del crédito adeudado.

Tal acción se inicia mediante el trámite de demandas ante los tribunales de Justicia para, mediante juicio, recuperar el capital adeudado o prestado más los intereses, así como gastos y costas de juicio y de la cobranza. Así lo que se busca es que el juez de la causa determine que el cobro corresponde conforme a derecho y a los montos que el acreedor reclama. De no cumplir la sentencia, el juez determinará otras acciones, como el embargo judicial de los bienes del deudor, o la liquidación de las garantías entregadas por el deudor, hipotecas, prendas o bien exigir a los avales que respondan por la deuda.