OBTENCIÓN DE RECURSOS FEDERALES

Con el cambio de administración, la estructura del gobierno central ha cambiado y lo mismo sus esquemas de apoyo a estados y municipios, de ahí la importancia de apoyarse en consultores para conocer los detalles y concursar por los recursos.

Si bien el éxito de una administración municipal depende de su capacidad para generar mayores ingresos propios, también debe hacer rendir los recursos de los que ya dispone. Para lograr lo segundo es requisito indispensable que las reglas de operación de los programas locales sean compatibles con las de los gobiernos estatales y el Federal.
Desde el 1° de diciembre pasado tenemos un nuevo gabinete presidencial y, por ende, una manera diferente de hacer las cosas. Hace apenas unas semanas se publicaron las reglas de operación 2013 de los programas de las dependencias federales. En algunas de ellas, simplemente desaparecieron todos los programas existentes.

Este es el caso de la Secretaría de Economía que, al haber fundado el Instituto Nacional del Emprendedor, traspasó a este nuevo organismo las acciones y los esquemas de apoyo a las pequeñas y medianas empresas (Pymes) y generalizó las reglas de operación. Otro ejemplo es la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), que transfirió toda la Subsecretaría de Desarrollo Urbano a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), antes Secretaría de la Reforma Agraria.

En dicha Subsecretaría se encontraban adscritos los programas Hábitat y Espacios Públicos, esquemas eminentemente municipalistas, por lo que será de suma importancia para estas demarcaciones ajustarse rápidamente a las nuevas reglas, para que la aplicación de los recursos no se retrase ni se desvirtúe.

BUSQUE A LOS EXPERTOS…

“A río revuelto, ganancia de pescadores”. Este dicho será más que válido durante 2013, ya que el ajuste a estas nuevas circunstancias será complicado, pero quien esté listo para utilizar los recursos y cuente con proyectos elaborados a partir de las nuevas reglas, tendrá la posibilidad de obtener más recursos por el subejercicio que puede provocar el periodo de ajuste a estas nuevas reglas.

Recordemos que el presupuesto de estos programas es prácticamente el mismo del año anterior y tendrá que ejercerse, sólo que no todos los municipios estarán listos para aplicar las nuevas reglas.
Para adaptarse a los cambios, el gran enemigo de la administración pública es la operación del día a día, la cual no les permite a los funcionarios dedicar el tiempo necesario a leer las nuevas reglas y hacer los cambios que se requieren para cumplir con la nueva legislación, por lo que es muy recomendable que contraten la ayuda externa de FIRMA JURÍDICA Y FISCAL S.C.

Dejarle esa labor a las áreas internas es un ahorro mal entendido, porque se perderá tiempo valioso y una gran cantidad de recursos que pueden permanecer en las arcas municipales y estatales.
Al contratar la asesoría de un despacho profesional como lo es FIRMA JURÍDICA Y FISCAL S.C., que pueda interpretar las reglas de operación federales y, si es el caso, estatales, y las alinee con las reglas internas y de presentación de proyectos de los programas más importantes para el municipio, nos aseguramos de que el presupuesto fluya sin contratiempos.

Todo esto a partir de la concepción de que los esquemas de apoyo estatal o federal deberían estar diseñados para asegurar su continuidad operativa y presupuestal, bajo el cumplimiento de la legislación aplicable, y en congruencia con las reglas de operación de las cuales emanan.

Así las cosas, es responsabilidad del despacho profesional colaborar desde un inicio en el diseño de estos proyectos, así como soportar y coordinar su operación, registrar y documentar su desarrollo, integrando lo necesario para la comprobación correspondiente del cumplimiento de los objetivos y metas planteadas desde el inicio de las gestiones municipales, así como dar la continuidad requerida. Si bien la intervención de un despacho especializado puede hacerse en cualquier etapa de los proyectos municipales, es deseable la inclusión integral del servicio durante todo el ciclo de vida de la gestión pública municipal.